Fecha: 04/10/2017

CÁRITAS SE SUMA EN SANTIAGO A LA JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE

Acto público y Vigilia de Oración en la Iglesia de las Ánimas

Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela se suma a la Jornada Mundial por el Trabajo Decente con un acto solidario que tendrá lugar el viernes, día 6 de octubre, en las instalaciones de la Iglesia de las Ánimas. De este modo se apoya la iniciativa “Iglesia por el Trabajo Decente”, rubricada por Cáritas, CONFER, HOAC, Justicia y Paz, JEC y JOC, y con la que  estas organizaciones urgen a poner fin a la lacra de la precariedad que caracteriza el actual mercado laboral.

Con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio nos recuerda que “la carencia de trabajo genera pobreza y disgregación social”, e insiste en que “es urgente responder a las necesidades de quienes buscan un empleo digno y oportunidades para salir de la pobreza y evitar la marginación y la explotación”.

 

Acto Público

Con una exposición en el Atrio de la Iglesia de las Ánimas de Santiago a partir de las18,30 horas, se iniciarán los actos previstos para la Jornada el viernes, día 6 de octubre. En esta muestra publica se presentarán las iniciativas que se llevan a cabo con la campaña Iglesia por el Trabajo Decente. Seguidamente se hará un reparto de pulseras con las que se pretende que las personas defiendan el trabajo, y se dará lectura al Manifiesto de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Un documento en que se señala que un trabajo decente “garantiza un salario mínimo vital”.

Vigilia de Oración

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidirá una Vigilia de Oración en la Iglesia de las Ánimas a partir de las 19,00 horas. El prelado insiste en que “nadie duda de que el auténtico camino para la inclusión social es el trabajo dignamente remunerado”, y que es responsabilidad de la comunidad cristiana “acompañar a las personas que no tienen un trabajo”.

En este encuentro se profundizará también en las palabras del papa Francisco en las que señala que “es tarea de la sociedad entera la preocupación por el trabajo digno”.