EL ARZOBISPO PRESIDIÓ LA ASAMBLEA DE CÁRITAS DOCESANA

Fecha: 05/11/2017

**Anuncio Mouriño: “la pobreza se cronifica cada vez más”

**Homenaje a agentes de Cáritas con más de 25 años de servicio

“Caritas, conlleva esfuerzos, entrega, y trabajo, sabiendo que las personas que en ella trabajan se comprometen a servir con un trabajo voluntariamente ofrecido”, estas palabras fueron pronunciadas por el   arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio durante su intervención en la Asamblea General Ordinaria de Cáritas Diocesana, máximo órgano colegiado de la institución, celebrada en las instalaciones del Colegio La Salle con el lema: “Cáritas: retos de futuro”.

Durante el encuentro los agentes de Cáritas, en número cercano a los tres centenares, conocieron los trabajos, realizaciones y la ejecución económica en los dos últimos ejercicios, que ofrece un saldo positivo.

 La comunidad

El delegado episcopal de Cáritas, Jesús García Vázquez fue el encargado de dirigir la oración y hacer una reflexión sobre el prójimo del que dijo “es aquel que encontramos en el camino de nuestra vida el que crece y trabaja, que se alegra y llora a nuestro lado. Aquel de quien nada dices porque pasas a su lado sin mirar o mirando para otro”.

El ponente del encuentro José Luis Pinilla, director del secretariado de la comisión Episcopal de Migraciones profundizó en las miradas que nos llaman a ser comunidad. Durante su intervención invitó a reflexionar sobre la acogida que prestan a las personas empobrecidas y descartadas desde las comunidades en general y las Cáritas en particular.

Se refirió a que en Cáritas se tiene que trabajar a pie de vecindad “el primero rostro que ve el pobre es el nuestro “. Insistió en que “tenemos que cultivarla mirada del encuentro, para que el otro se reconozca como personas al hablar con nosotros”.

Pinilla comentó que se tiene que trabajar intensamente con una serie de aspectos fundamentales: proteger, promover, defender e integrar. Al mismo tiempo mencionó la solidaridad integral, la visualización, la austeridad, la conciencia crítica, apostar por la erradicación de la exclusión y trabajar en los espacios de encuentros. Reccordó

que es necesario seguir el itinerario de Cáritas que se fundamenta en la creación de comunidad.

“Desde mi actual trabajo eclesial con los emigrantes”, señaló, “quiero seguir respirando y soñando como las mariposas, que vuelan en los libres caminos del aire, para acompañar los caminos del éxodo humano”

Eucaristía

La Eucaristía fue presidida por el delegado episcopal de Cáritas, Jesús García Vázquez acompañado de consiliarios de la institución. En su homilía recordó que Cáritas “nos lleva a acompañar a la humanidad en la búsqueda de un nuevo modelo económico y social capaz de crear comunidad y de hacer posible la justicia, la libertad y la paz”. De ahí, dijo, que desde la institución se puesta por un desarrollo integral de la persona. Considera que Cáritas tiene que ser más transformadora, más profética, con más capacidad de anuncio y de denuncia y más testimonial. Insistió en que la caridad no puede ser meramente paliativa, debe ser preventiva y curativa: “No solo paliar la pobreza sino erradicar la pobreza”.

 Acción Caritativa

En su intervención monseñor Barrio recordó que Cáritas “no es un órgano personificado de nadie; es la misma Iglesia, con su carácter comunitario y, por tanto la continuación de la manifestación de amor de Jesucristo”. Considera que la acción caritativa se conecta con las esperanzas históricas de la humanidad, y con las experiencias originarias de la fe “porque derivan de una iniciativa de revelación y redención divinas”. La comunidad cristiana, señala, tiene el deber y la responsabilidad “de ser el sujeto de la acción socio-caritativa, toda la comunidad diocesana ha de sentirse Caritas”.

“Observando las actividades de nuestra Caritas Diocesana en los diferentes campos”, subrayó, “uno percibe la amplia dimensión del compromiso caritativo que, siendo parte integrante del anuncio de la obra salvadora y liberadora de Jesús, ha de integrarse en la pastoral diocesana. El pobre nos interpela, debe ser evangelizado y nos ayuda a evangelizarnos”.

Para el arzobispo de Santiago es preciso conocer los procesos sociales que originan la pobreza, denunciar los atentados contra la dignidad humana, anunciar la buena noticia de la creación de nuevas formas de relación, potenciar el compromiso de la acción de la vida pública y social, y fomentar la comunicación y el diálogo con los diversos sectores sociales y Administraciones Públicas

Insiste en que el amplio movimiento de renovación y revitalización de Cáritas en sus diferentes niveles “está promoviendo no sólo la multiplicación de cauces e iniciativas concretas al servicio de los más pobres y marginados, sino también una progresiva concienciación de toda la comunidad cristiana frente a la pobreza y frente a la necesidad de la respuesta eclesial. Ver a un pobre es sentirnos todos pobres”.

Finalizó su intervención hablando de los que trabajan en la primera línea del compromiso eclesial de la caridad, “asomado a la herida abierta del mal que aflige a la humanidad, experimenta como nadie el impacto racional y religioso del dolor y la injusticia”

Homenaje:375 años

Durante un acto que presidió el arzobispo de Santiago, monseñor Barrio, en su condición de presidente de Cáritas Diocesana, se rindió homenaje   a un grupo de agentes – voluntarios y técnicos –que llevan 25 o más años de servicio en la institución, sumando entre todos más de 375. Monseñor Barrio les agradeció “lo mucho que estáis haciendo y lo mucho que tantas personas esperan de vosotros”.

Los homenajeados, que pertenecían a las cáritas de Arousa, Carballo, A Coruña, y Noia, recibieron un diploma acreditativo de su trabajo y un regalo   como recuerdo de esta importante efemérides.La homenajeada más antigua Dolores Piñeiro García,  lleva  más de 30 años de servicio en  Cáritas  de Arousa.

Ejercicio económico

El administrador de Cáritas, Manuel Varela de Limia-Neyra, durante su intervención habló del entorno económico durante los años 2015 y 2016, constatando que se produjo “una recuperación de la economía a un ritmo moderado”. Entre los Gastos las ayudas que representaron el 42% del total de los gastos; los gastos del personal significaron el 38%, incrementando en un 13% con respecto al periodo anterior, y la partida de otros servicios aumentaron un10%. En cuanto a los Ingresos la partida más representativa es la de socios, aportaciones, colaboraciones, donativos y colectas, que son el 47% total del ingreso total, y las subvenciones y convenios representaron el 42%, aumentando un 5%.

Pobreza cronificada

El director de Cáritas Diocesana, José Anuncio Mouriño Rañó en la presentación de su informe señaló que el documento pretendía ser “el reflejo de la acción caritativa-social de nuestra Iglesia compostelana para informar de aquellos hechos importantes que acontecieron en estos dos años en nuestra diócesis, para dar una mejor atención a los preferidos del Padre”.

Insistió en que los indicadores macro-económicos pretende señalar que la crisis pasó y que la economía está mejorando, “nuestros agentes de Cáritas sabemos, mejor que nadie, que la gente está pasándolo muy mal, que seguimos atendiendo a hombres y mujeres que llevan más de tres años en el paro, lo que hace que la pobreza se cronifique cada vez más”.

Anuncio Mouiriño constató que el año pasado se habían atendido a menos personas, pero que por persona atendida se gastó más dinero. “Las familias siguen teniendo muchísimas dificultades para vivir con una mínima dignidad”, matizo.

Relató un amplio capítulo de realizaciones llevadas a cabo durante los dos últimos años destacando las relacionadas con la puesta en marcha de la empresa Arroupa destinada al reciclado textil; el sillón solidario en odontología; las obras en el campamento de Porto do Son; los trabajos en el centro Violetas, o la construcción del Centro de Atención Social Continuada para albergar a las personas sin techo.

De cara al futuro más inmediato Mouriño Rañó insistió en la puesta en marcha de nuevos proyectos, “para dar respuesta a las actuales y nuevas pobrezas y poder transmitir amor, cercanía, acompañamiento y una atención integral a lanas mujeres y hombres que acuden la nosotros buscando algo”.