Blog Single

06 Jun

EN AROUSA LA CRISIS DUPLICA EL NÚMERO DE PERSONAS EN LA CALLEEN AROUSA LA CRISIS DUPLICA EL NÚMERO DE PERSONAS EN LA CALLE

EN AROUSA LA CRISIS DUPLICA EL NÚMERO DE PERSONAS EN LA CALLE

\r\n

La Voz de Galicia

\r\n

La crisis económica está colapsando los servicios de Cáritas Interparroquial de Arousa, tal y como reconocieron ayer sus representantes en la presentación de la memoria del año 2010, un informe en el que las cifras baten récords hasta ahora nunca conseguidos. Porque aunque el incremento de colectivos desfavorecidos creció desde el año 2008, fue el año pasado cuando alcanzó las peores cifras, hasta el punto de que, en algunos servicios, se duplicó el número de usuarios del año anterior.

\r\n

Eso fue lo que ocurrió, por ejemplo, con los transeúntes -personas sin hogar- que pasaron de 158 en el 2009 a 390 en el 2010. En ese incremento hubo también un cambio de perfil; del tradicional hombre de mediana edad sin familia y desarraigado se pasó al usuario que hace unos años tenía una vida normal y al que la crisis dejó sin trabajo, sin familia y sin casa. En ese grupo hay incluso mujeres que se han quedado solas y con hijos a los que mantener, y hasta parejas en la calle.

\r\n

Las dificultades económicas provocaron que, por encima de las personas con drogodependencias, sean los sin techo, los inmigrantes y las familias sin recursos las que más llaman a las puertas de Cáritas. «No es que haya menos drogodependientes -puntualizó Francisco Fernández, presidente de la Interparroquial- sino que aumentaron los otros grupos». Los transeúntes representan ahora el 17% de los usuarios; los inmigrantes, el 15%; las familias el 12% y los toxicómanos el 11%. El párroco Manuel Castroagudín, consiliario de la entidad, recordó que cuando abrió el comedor social se hizo, sobre todo, pensando en los drogadictos. «Y entonces nos criticaban, porque decían que ayudábamos a delincuentes». Hoy ese grupo con problemas de drogas está más o menos estabilizado; en el 2009 alcanzó la cifra de 237 personas, y el año pasado, 244. No es, por lo tanto, el más numeroso. Son los colectivos a los que más afectó la crisis económica los que han puesto a Cáritas contra las cuerdas.

\r\n

Déficit y donativos

\r\n

Ese incremento en el número de usuarios y por lo tanto en el gasto social, unido a otras circunstancias, provocó que Cáritas cerrase el 2010 con un déficit de 37.000 euros. Y en el 2011 no están mejorando las cosas, sin embargo los responsables de la entidad vinculada a la Iglesia son optimistas porque, como indica Francisco Fernández, «los donativos también están aumentando, hay cada vez más personas que hacen donaciones, ya sea de alimentos o de dinero. Hay quien deja veinte euros y quien deja incluso mil».

\r\n

Y además, en la lotería de Navidad les tocó el reintegro y como muchos no lo cobraron, les quedaron 21.000 euros. Y todavía tienen alimentos no perecederos de la Operación Kilo, con la que se volcaron los colegios.

\r\n

La Voz de Galicia

\r\n\r\n

La crisis económica está colapsando los servicios de Cáritas Interparroquial de Arousa, tal y como reconocieron ayer sus representantes en la presentación de la memoria del año 2010, un informe en el que las cifras baten récords hasta ahora nunca conseguidos. Porque aunque el incremento de colectivos desfavorecidos creció desde el año 2008, fue el año pasado cuando alcanzó las peores cifras, hasta el punto de que, en algunos servicios, se duplicó el número de usuarios del año anterior.

\r\n

Eso fue lo que ocurrió, por ejemplo, con los transeúntes -personas sin hogar- que pasaron de 158 en el 2009 a 390 en el 2010. En ese incremento hubo también un cambio de perfil; del tradicional hombre de mediana edad sin familia y desarraigado se pasó al usuario que hace unos años tenía una vida normal y al que la crisis dejó sin trabajo, sin familia y sin casa. En ese grupo hay incluso mujeres que se han quedado solas y con hijos a los que mantener, y hasta parejas en la calle.

\r\n

Las dificultades económicas provocaron que, por encima de las personas con drogodependencias, sean los sin techo, los inmigrantes y las familias sin recursos las que más llaman a las puertas de Cáritas. «No es que haya menos drogodependientes -puntualizó Francisco Fernández, presidente de la Interparroquial- sino que aumentaron los otros grupos». Los transeúntes representan ahora el 17% de los usuarios; los inmigrantes, el 15%; las familias el 12% y los toxicómanos el 11%. El párroco Manuel Castroagudín, consiliario de la entidad, recordó que cuando abrió el comedor social se hizo, sobre todo, pensando en los drogadictos. «Y entonces nos criticaban, porque decían que ayudábamos a delincuentes». Hoy ese grupo con problemas de drogas está más o menos estabilizado; en el 2009 alcanzó la cifra de 237 personas, y el año pasado, 244. No es, por lo tanto, el más numeroso. Son los colectivos a los que más afectó la crisis económica los que han puesto a Cáritas contra las cuerdas.

\r\n

Déficit y donativos

\r\n

Ese incremento en el número de usuarios y por lo tanto en el gasto social, unido a otras circunstancias, provocó que Cáritas cerrase el 2010 con un déficit de 37.000 euros. Y en el 2011 no están mejorando las cosas, sin embargo los responsables de la entidad vinculada a la Iglesia son optimistas porque, como indica Francisco Fernández, «los donativos también están aumentando, hay cada vez más personas que hacen donaciones, ya sea de alimentos o de dinero. Hay quien deja veinte euros y quien deja incluso mil».

\r\n

Y además, en la lotería de Navidad les tocó el reintegro y como muchos no lo cobraron, les quedaron 21.000 euros. Y todavía tienen alimentos no perecederos de la Operación Kilo, con la que se volcaron los colegios.

\r\n\r\n

Related Posts