Fecha: 09/09/2018

LAS JORNADAS DE TEOLOGÍA TRATARON SOBRE “LLAMADOS A LA COMUNIÓN”

El arzobispo hizo un llamamiento a la unidad

 Las Jornadas de Teología que organiza el Instituto Teológico Compostelano, se centraron en la presente edición en el tema “Llamados a la comunión”, y en ellas se dieron cita más más de doscientas personas entre las que figuraban expertos en ecumenismo y pastores de las iglesias cristianas más importantes. Las Jornadas fueron la continuación de las celebradas el año pasado en las que se analizaron la Reforma protestante y los cambios introducidos por el papa Francisco en la conciencia ecuménica de la Iglesia católica. Los debates giraron en torno a cuatro ejes centrales para analizar en profundidad el diálogo como camino hacia la comunión en la Iglesia y el mundo, los desafíos reales de la comunión eclesial, la visión que del ecumenismo tienen las iglesias cristianas mayoritarias y las tareas pendientes de esa comunión cristiana. También se abordó el papel de la mujer en la Iglesia y el Camino de Santiago como lugar de encuentro.

La unidad

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio fue el encargado de inaugurar el encuentro. En su intervención reconoció “las múltiples escisiones que han desgarrado a la cristiandad”, e insistió en los repetidos llamamientos a la unidad que podemos encontrar a lo largo del NT, en especial en el Evangelio de san Juan y en las cartas de san Pablo.

El prelado hizo un recorrido por los esfuerzos ecuménicos realizados por la Iglesia de Cristo, en especial desde finales del siglo XIX. Se detuvo en el avance significativo que supuso el concilio Vaticano II, que recogió “su aprecio por el movimiento ecuménico” en seis de sus documentos, en especial en las constituciones GS y LG. En esta línea ecuménica, el arzobispo compostelano recordó que “para un diálogo sincero hace falta que en el diálogo se acepte al otro como lo que es: como otro.Por tanto, un cristiano-católico aceptará a un cristiano-no católico y a un no-cristiano y entablará diálogo con él, teniendo en cuenta lo que ambos tienen de característico”. Hizo una invitación a leer y reflexionar con calma el texto

Diálogo ecuménico

El diálogo ecuménico e interreligioso es urgente, así lo aseguró el Deán de la catedral de Santiago, Segundo L. Pérez, en la clausura de las Jornadas. En su exposición defendió la necesidad de potenciar el movimiento ecuménico y aseguró que son ya “muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan”. Así mismo, mostró la apertura de la Iglesia católica y su disposición a colaborar con el resto de iglesias cristianas para construir un mundo más humano.

Entre los ponentes destacaron figuras relevantes de la Filosofía como el catedrático de Ética Francesc Torralba o la británica Mary Tanner, que fue la moderadora de la Asamblea Mundial de Fe y Constitución celebrada en Compostela en agosto de 1993. En el Aula Magna del Seminario Mayor compostelano, sede del encuentro, expusieron también su visión del ecumenismo un obispo anglicano y un arzobispo ortodoxo de España y Portugal.