Fecha: 20/06/2018

MEMORIA 2017 DE CÁRITAS DIOCESANA DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

Se practicaron 97.440 atenciones, y 51.403 personas fueron las destinatarias de la acción desarrollada

Un total de 51.403 personas fueron las destinatarias de la acción desarrollada por Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela según se contempla en la Memoria 2017.En el documento se incide en que las personas atendidas fueron18.041 y el número de atenciones practicadas 97.440. Un trabajo que se desarrolla contando con cinco cáritas interparroquiales, 301 parroquiales, 2.965 voluntarios y 129 trabajadores.Los gastos generados durante el ejercicio superaron los seis millones de euros, de los que 2.667.681 se destinaron a las ayudas; el coste de los atendidos fue de 358 euros y el de los beneficiarios 125 euros.

En la exposición a los medios de comunicación se dio cuenta de que el informe de revisión limitada de las cuentas anuales de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela se dice, entre otras cosas, que “no hemos detectado deficiencias que pudieran generar la necesidad de incorporar modificaciones sustanciales a los estados financieros”. En los estados contables se señala que el gasto se ha mantenido a en los niveles del ejercicio anterior siendo la partida principal la relacionada con las ayudas. Los ingresos crecieron por encima, un 3%, siendo la partida de herencias y su ejecución la principal causa de este incremento

En la Memoria 2017 se reflejan como aspectos destacados: las XVII Jornadas de Teología de la Caridad; la Asamblea General Diocesana; la inauguración del Cetro Vieiro; el Premio Derechos Humanos concedido por el Colegio de Abogados de Santiago, o la consolidación de la empresa de inserción laboral Arroupa

Transparencia

Durante la presentación por parte de José Anuncio Mouriño Rañó, director diocesano, se recordó que la labor de Cáritas es la promoción integral del ser humano, y que se apuesta por un desarrollo integral que no se mida únicamente en términos económicos sino que contemple dimensiones más amplias y profundas como el desarrollo intelectual, ético, social, espiritual y religioso de la persona. Insistió en que se trabajaba por una Cáritas de salida que promocione a la persona, volviendo a insistir en que la pobreza se cronifica cada vez más

Al presentar los datos contenidos en la Memoria Mouriño Rañó constató que Cáritas mantiene su línea de transparencia con la comunidad “si podemos prestar ayudas es gracias a las aportaciones que recibimos de la sociedad”. De ahí que insistiera en que “debemos concienciar a la sociedad que tiene que cooperar para erradicar la pobreza, no para paliarla”.

Al referirse al capítulo de las ayudas señaló que las más importantes estuvieron destinadas a las necesidades básicas: alimentos, ropa, con 1.049.735 euros, representando el 41%; la vivienda (suministros y alquileres), se situaron en el segundo lugar con 646.860 euros y el 16%.

Empresas de inserción laboral

Habló de que se trabajaba por una Cáritas de salida que promocione a la persona. Se centró en el trabajo que se viene desarrollando para la constitución de empresa de inserción laboral, haciendo especial hincapié en los datos de la Memoria de Arroupa y adelantando que la próxima que se va a crear es una en el sector agrícola en base a huertas ecológicas.

El objetivo de Arroupa es el de crear empleo estable qué de oportunidades a personas en riesgo de exclusión social, asegurando a cada participante condiciones de trabajo y una remuneración digna, así como una formación y acompañamiento y estimulando su desarrollo personal y toma de responsabilidades, buscando el objetivo de la inserción en el mercado laboral. En la actualidad la empresa cuenta con 23 trabajadores (12 mujeres y 11 hombres) de los que 21 son personas de inserción. La empresa cuenta con tres tiendas de segunda mano en Santiago, A Coruña y Pontevedra; un total de 200 contendores instalados y 56 roperos parroquiales, lo que hacen total de 265 puntos de recogida que el año pasado significaron 784 toneladas de ropa.

Por su parte el proyecto Huertas persigue la formación de personas en riesgo de exclusión social para su inserción en el mercado rural y buscando su empleabilidad. Con ello se persigue promover un consumo justo y sostenible y responsable, mediante canales cortos de comercialización, y partiendo de los principios de Economía Social y Solidaria, que tiene en cuenta a las personas, el medio ambiente y el desarrollo sostenible y sustentable, por encima de otros intereses. La iniciativa busca que las personas aprendan a producir en la tierra, para lo que se va a contar con 155.138 metros cuadrados de fincas que cede el arzobispado y otras que son de Cáritas. La empresa que se encargará del proyecto se constituirá en el transcurso del presente año e inicialmente cuenta ya con un responsable, que es ingeniero agrónomo, una períto agrícola y una trabajadora social

Empleo y Formación

En el apartado del empleo Mouriño Rañó señaló que las personas atendidas fueron 4.366, los participantes en acciones formativas 548 y las inserciones laborales 960 alcanzando un nivel del colocación del 35%, “es una ratio muy buena que demuestra que se van alcanzando objetivos y que las personas puedan ser autónomas por medio de un trabajo sin tener que depender de ningún servicio social”, subrayó

Promoción integral

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, en su saluda insiste en que se trata de un documento para conocer los datos y el trabajo realizado durante todo el año por voluntarios, agentes y técnicos, “que diariamente atienden a todas aquellas personas que cruzan el umbral de una de las numerosas puertas que Cáritas tiene abiertas permanentemente en nuestra Diócesis”.

Para monseñor Barrio la Memoria busca informar a toda la sociedad de la situación del mundo de la pobreza, “con todo el sufrimiento que hay detrás, pues, lo consideramos un deber rendir cuentas a la comunidad, ya que el trabajo es de todos los miembros de la Iglesia Diocesana. No son palabras vacías, son, ni más ni menos, el testimonio claro de una realidad que está ahí.”

El prelado menciona que la Iglesia “no puede permanecer indiferente al desafío que le llega desde el mundo de la pobreza y de la marginación, de la injusticia y de la explotación”. Habla del reto de una caridad más transformadora “que no se limite a paliar la pobreza sino a erradicarla, y que sea capaz de incidir en las estructuras socioeconómicas y de asumir el compromiso social de nuestra fe”.

Muestra el agradecimiento a todos los que de una manera u otra están colaborando con Caritas y los que realizan “un trabajo muchas veces callado a favor de los más necesitados, a favor de la dignidad humana que es el centro de nuestra acción caritativa y social de la diócesis. Todos ellos son testimonios claros de solidaridad”.

Anima a los ciudadanos a seguir trabajando en la línea de la ayuda siendo sensibles a los problemas de los demás: “La tarea fundamental del hombre es hacerse en comunidad y la gran tentación de nuestro tiempo es la pérdida del sentido comunitario, encerrarse en nosotros mismos sin mirar a la comunidad de la que formamos parte”.

Áreas de Actuación

A lo largo del pasado año en Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela hemos trabajado acompañando, apoyando y dinamizando con la realización de diversas actuaciones que refuerzan la presencia y el sentimiento de comunidad.

Hemos redoblado nuestros esfuerzos a través de las Áreas de Actuación para ayudar a aquellos que afrontan la vida desde la exclusión social. Una situación a la que se puede llegar por diferentes causas y sobre la que no hay que buscar culpables, sino soluciones. Por ello hemos ofrecido una atención integral que se basa, en primer lugar, en la acogida y el abrazo personalizado para cada individuo en necesidad.

Un trabajo que desarrollamos a través de cuatro líneas de actuación: la acogida, la integración en la sociedad de los excluidos, la animación en la comunidad y la sensibilización y denuncia.

Las personas participantes en los proyectos de Cáritas son, sobre todo, personas en edad laboral, que carecen de empleo o con empleos muy precarios. Con muchas de ellas se hacen procesos de acompañamiento largos, que superan el año.

A Cáritas le corresponde la labor de acompañar, apoyar y dinamizar. Desde el acompañamiento y la realización de diversas actividades se refuerza la presencia y el sentimiento de comunidad.

Trabajamos por la integración y promoción con las personas en situación de pobreza o exclusión social para que puedan realizar procesos de inclusión social o inserción laboral. Buscamos como objetivo final que las personas que participan en nuestras actividades sean protagonistas de su propio desarrollo integral

Con los programas, las actuaciones y los centros de atención trabajamos con aquellos que tanto lo necesitan. Lo hacemos contando para ello con la importante colaboración que prestan los voluntarios y los trabajadores.

Acción de Base

Es la referencia para la atención integral y cobertura de las necesidades básicas. Con nuestra labor perseguimos promocionar unas condiciones de vida dignas a todos los que solicitan nuestra intervención.

En este apartado los destinatarios fueron 24.77 según los datos que emanan de las cinco Cáritas interparroquiales. Las actuaciones practicadas fueron 97.440 y las personas atendidas 8.259.

Formación, Empleo y Economía social

Se ha trabajado desarrollando la formación para el empleo, la bolsa de empleo y la intermediación, contacto con empresas, prácticas formativas y empresas de inserción. Fueron desarrolladas acciones de orientación pensadas para motivar y mejorar la empleabilidad de las personas.

En las 21 actuaciones llevadas a cabo por medio de las distintas cáritas, centros y programas, tomaron parte un total de 5.110 personas

Salud

Se trabajó para encontrar las distintas disponibilidades y alternativas que les pueden ayudar de la mejor forma posible. Un trabajo desarrollado fundamentalmente a través de la prevención, acompañamiento y mejora de la salud

Un total de 303 personas fueron atendidas en los seis proyectos, servicios y grupos

Familia, Infancia y Juventud

Se profundizo en el acompañamiento familiar integral, las habilidades sociales, el ámbito educativo, con la mujer, los menores y la juventud. El trabajo fue transversal y estuvo presente en el conjunto de las actuaciones que realiza la institución: fueron atendidas a 1.336 personas.

Atención a Mayores y Dependencia

Hemos acompañado al as personas mayores en centros de día, residencias, comedores, y por medio del ocio y el tiempo libre.

La atención practicada en un total de cinco centros estuvo destinada a 941personas.

Reclusos, Exreclusos y Orientación Jurídica

Leas acompañamos en el centro penitenciario en los permisos, en las salidas en libertad y en todo lo relativo a los trabajos en beneficio de la comunidad.

Los servicios generales de Cáritas, integrados en Pastoral Penitencia, la atención directa a personas reclusas y exreclusas, así como el departamento jurídico, asistieron a 702 personas.

Personas sin Hogar

Centros de día, albergues y viviendas temporales, fueron el marco de actuación con este colectivo. Fuimos testigos de la situación excluyente que padecen estas personas.

En los comedores, albergues y centros de día fueron atendidas 1.390 personas.

Animación Comunitaria, Identidad y Voluntariado

El equipo de Animación Comunitaria celebró 269 reuniones con 288 equipos de Cáritas parroquiales, para potenciar las actuaciones de identidad, voluntariado y formación. Recorrieron un total de 28.132 kilómetros por toda la diócesis

Comunicación Cristiana de Bienes

En total fueron aprobados 23 proyectos, pertenecientes a 2 Cáritas interparroquiales y 19 parroquiales. Los trabajos los llevaron acabo124 voluntarios, fueron atendidas 2.512 personas y se invirtieron 60.109,56 euros

Comunicación y Publicaciones

La presencia de Cáritas en los medios aumentó un 21%. Los Impresos (64%), volvieron a situarse en el primer lugar, seguidos de la Radio (19%) y la Televisión (10%). En las Redes Sociales se incrementó de forma importante la presencia en Facebook y Twitter, así como las visitas a la página web. Un trabajo que el departamento llevo a cabo en base a la información, la sensibilización y la denuncia.

Datos de Interés

** Un total de 51.403 personas fueron las destinatarias de la acción de Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela en 2017,las personas atendidas 18.041 y el número de atenciones practicadas 97.440

**Las personas fueron el centro de la actuación practicada. La Acción de Base con 8.259 atenciones se situó en el primer lugar.

**Las atenciones con personas nacionales descendieron con respecto al año anterior situándose en un 68,19%. Por su parte con inmigrantes aumentaron hasta el 31,81%. El 52,26% fueron mujeres, y los hombres representaron el 44,74%

**Las personas atendidas por las cáritas parroquiales (12.267), representaron cerca del 50% de las atenciones llevadas cabo.

**La Comunicación Cristian de Bienes atendió un total de21 proyectos procedentes de 19 cáritas parroquiales y 2 interparroquiales, con una inversión de 60.109,56 euros

**El equipo de Animación Comunitaria recorrió 28.132 kilómetros por la diócesis, y celebró 269 reuniones.

**En la procedencia de los recursos el 49%, llegaron a través de los socios, aportaciones, donativos y colectas. Le siguieron las subvenciones de las administraciones públicas (17%) y las procedentes del I.R.P.FR.(16%)

** En cuanto a la aplicación de los recursos las ayudas concedidas, 41%, se situaron en el primer lugar

** Los ingresos por áreas geográficas situaron a la interparroquial de A Coruña en la primera posición con el 35%. Los gastos en estas mismas áreas volvieron a colocar a esta entidad a la cabeza con el 34%

Balance Económico

Los estados contables del ejercicio de 2017l tienen su base en que el gasto se ha mantenido a un nivel muy parecido al ejercicio anterior incrementando tan solo un 1%, siendo la parte principal la relacionada con las ayudas. Los ingresos crecieron por encima, un 3%, siendo la partida de herencias y su ejecución la principal causa de este incremento. Se aprobó que en la cuenta de gastos e ingresos su resultado se llevará en un 10% a cooperación internacional y 90% al Fondo de la Comunidad Cristiana de Bienes.

Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela en su política de transparencia presenta en este informe de la Memoria un detallado estudio detallado y pormenorizado de las partidas relacionadas con los   Ingresos y Gastos.

En cuanto a los Gastos cabe destacar que la partida de ayudas (41%) se mantiene en volúmenes similares a las del año anterior, a pesar de la finalización de la financiación de entidades privadas, que han supuesto una bajada significativa de estos ingresos.

Por el lado de los Ingresos destaca el incremento de los propios de la entidad (49%) como consecuencia de herencias y la de otros ingresos extraordinarios, por la enajenación de varios bienes muebles e inmuebles, para destinarlas al fin al que se condicionaran.

El presupuesto 2017 no ha sufrido desviaciones importantes, apenas un 4% por encima los gastos y un 7% por los ingresos.

Entidades con Corazón

Los proyectos y programas que realiza Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela cuentan con el apoyo y la sensibilidad de las Entidades con Corazón, que están comprometidas con el desarrollo del bienestar social y que ayudan a luchar por los valores de la justicia, el respeto y la igualdad.

Nuestra institución está abierta para establecer relaciones de colaboración siempre y cuando la actividad y la filosofía coincida con los valores que se ponen en práctica desde nuestra entidad Cuando se produce este acercamiento, esta relación, es cuando surgen las que llamamos Entidades con Corazón. Al llegar a un acuerdo con las empresas se establece un nuevo marco de actuación, un nuevo modelo de corresponsabilidad, a través del cual se puede volcar todo el trabajo hacia las personas más desfavorecidas de nuestra sociedad.

De este modo se pueden desarrollar los programas de sensibilización que buscan la promoción de una conciencia solidaria en el seno de la empresa que se materializa a través de la responsabilidad social corporativa en todas sus dimensiones, pero de forma fundamental en los aspectos social y económico.

Las entidades, las empresas, pueden colaborar de muchas maneras, haciéndolo de forma directa o indirecta

-Facilitar la incorporación al mercado laboral de las personas atendidas por Cáritas. •

-Promocionar el voluntariado corporativo

-Hacer un donativo económico

-Establecer vinculación directa con un programa concreto

-Promocionar actividades de sensibilización

-Convertirse en empresa o entidad asociada

-Facilitar el contacto con otras personas o empresas para poderles informar sobre las situaciones de exclusión

– Despertar el interés de clientes, proveedores y empleados sobre el trabajo que desarrolla Cáritas

-Realización de prestación gratuita de servicios –

-Aumentar el papel de la empresa como miembro dinámico de la comunidad.

En el momento actual Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela mantiene estrecha colaboración con numerosas Entidades con Corazón que se vinculan con los proyectos y programas que se desarrollan para de este modo poder ayudar a los más necesitados

A todas esas Entidades con Corazón, ¡Gracias!, por la generosa colaboración y ayuda que nos prestan en todo momento.