Blog Single

10 Jun

MEMORIA 2019 DE CÁRITAS DIOCESANA DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

Datos económicos y áreas de actuación para un ejercicio anual

Esperamos que vuelva la calma para dar respuesta a las personas que nos están demandando ayuda” (Anuncio Mouriño)

Aumentó de forma importante la atención practicada durante el tiempo de pandemia.

Más de cuatro mil familias atendidas por la institución

En la Memoria 2019 se presenta un balance pormenorizado del trabajo desarrollado en las distintas áreas de actuación, programas y centros en los que los agentes, voluntarios y técnicos, desarrollan su trabajo para atender a las personas más desfavorecidas de la sociedad. Durante la presentación de la Memoria, en un acto que presidió Jesús García Vázquez, delegado episcopal de Cáritas, el director Diocesano, José Anuncio Muriño Rañó, recordó que se había intensificado de forma muy elevada el trabajo desarrollado en el tiempo del confinamiento, indicando que Cáritas persigue la promoción de la persona no la asistencia como viene ocurriendo en estos meses. “Esperamos que vuelva la calma para dar respuesta a las personas que nos están demandando ayuda”, puntualizó.

Fueron practicadas 55.834 atenciones (en ellas se contemplan las personas atendidas más los beneficiarios indirectos) ,y 19.481 las personas atendidas por Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela, según se refleja en balance anual de la institución. En este balance destaca que se prestó atención a 4.621 familias de las que 1.210 fueron nuevas

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, en su condición de presidente de Cáritas, recuerda que las cifras, los balances, los datos y los gráficos que figuran en la Memoria dan cuenta del trabajo desarrollado a lo largo de todo un año, “detrás de toda esta información contable y técnica figuran equipos y personas que trabajan día a día en el mundo de la pobreza y de la ayuda caritativa, dejando constancia de los distintos itinerarios de su actuación”, señala.

Datos económicos

La ejecución presupuestaria de 2019 estuvo formada por unos ingresos totales de 6.523.091 euros y unos gastos de 6.751.819 euros, lo que ocasionó un resultado negativo de 228.729 euros.

Respecto a la liquidación del prepuesto del ejercicio, ha quedado muy ajustado con una desviación de un 3% de los gastos y un -1% de los ingresos.

Áreas de Actuación

En el documento se hace un balance pormenorizado del trabajo desarrollado en las distintas áreas de actuación, programas y centros en los que los

agentes, voluntarios y técnicos, desarrollan

su trabajo para intentar que las personas más desfavorecidas de la sociedad “dispongan de las necesarias ayudas con las que entre todos podamos

hacer una convivencia mejor”

El trabajo se desarrolla por medio de cuatro líneas de actuación: la acogida, la integración en la sociedad de los excluidos, la animación en la comunidad y la sensibilización y denuncia. A través de ellas se ofrece una atención integral que se basa en la acogida y el abrazo personalizado para cada individuo en necesidad, buscando siempre las soluciones más apropiadas para cada caso.

De las múltiples tareas que se realizan destacan tres por su significado: animación de la comunidad, intervención social y comunicación cristiana de bienes. La atención primaria es fundamental en todo este proceso, y no podemos olvidarla formación para que los usuarios puedan volver al mercado laboral.

En Cáritas Diocesana de Santiago de Compostela se trabaja a través de Áreas de Actuación. Con ellas se atiende a las personas que llaman a las puertas de la entidad para de este modo poderlas acompañar, apoyar y dinamizar. Un trabajo que se cuantifica a través de distintas áreas:

Acción de Base/Atención Primaria con ella se persigue la atención integral y cobertura de las necesidades prioritarias. Una labor que de manera fundamental desarrollan las Cáritas parroquiales. En sus actuaciones se persigue también una creciente sensibilización de la comunidad hacia los problemas sociales. Fueron atendidas 10.452 personas, los destinatarios 29.843 y las atenciones practicadas   97.192

Mayores desarrollando programas relacionados con la atención integral de las diversas áreas: sanitarias, cuidados personales, físicos, cognitivos, sociales y espirituales. El acompañamiento busca mejorar sus condiciones de vida tanto a nivel personal, en los hogares, como en las residencias. Se prestó atención   a 534 personas.

Minorías, se trabaja con colectivos minoritarios en aspectos como son la acogida o el asesoramiento, así como acciones puntuales básicas y de acogida. Se desarrollaron programas de ayuda con la finalidad de que estas personas se puedan integrar en la sociedad con plena autonomía y capacidad. Un total de 7.834 atenciones fueron practicadas.

Formación, Empleo y Economía Social, la formación ha sido una constante a lo largo de todo el ejercicio para que éste colectivo de personas desempleadas puedan volver al campo laboral en busca de un puesto de trabajo digno y en igualdad de oportunidades. Se impulsó la atención integral, personal y social con jornadas de formación, incorporación a cursos formativos y plataformas de sensibilización y de comunicación educativa de adultos. Fueron atendidas en este departamento 4.747 personas

Salud, el trabajo se fundamentó en mejorar la calidad de vida de las personas y su autonomía, por medio de la prevención, el acompañamiento y la mejora de la salud. Se practicaron 445 atenciones

Familia, Infancia y Juventud, se promueve la autonomía y el desarrollo de la población potenciando las capacidades. Se realizó con acompañamiento familiar integral, habilidades sociales, ámbito educativo, mujer, menores y juventud, ocio y tiempo libre. Un total de 1811 personas fueron atendidas en el departamento.

Reclusos y Ex Reclusos, atención y acompañamiento en el centro penitenciario, en los permisos, en las salidas en libertad y con los trabajos en beneficio de la Comunidad. Se potenciaron los pisos de acogida. Recibieron ayuda y atención un total de 757 personas

Personas Sin Hogar se intentó dar respuestas a este colectivo para lo que se desarrollaron una serie de actuaciones pensando siempre en su integración nuevamente a la sociedad. Una labor que se llevó a cabo en centros de día y viviendas temporales. Fueron atendidas 1.249 personas

Animación Comunitaria el fortalecimiento y el   crecimientos de Cáritas a los distintos niveles, diocesano, interparroquial y parroquial, se llevó a cabo a través de este departamento. Los equipos recorrieron 25.659 kilómetros por toda la diócesis donde realizaron 246 reuniones con voluntarios, y agentes, jornadas de formación,sensibilización  y encuentros diocesanos y de Galicia.

Comunicación persigue sensibilizar y denunciar ante la opinión pública las estructuras que provocan situaciones de injusticias y que dan lugar a las desigualdades o la exclusión social.

Más mujeres que hombres

El primer dato significativo del balance del año 2019 señala que las mujeres atendidas por Cáritas representan el 54,66%, frente al 45,36% de los hombres. En cuanto a la edad el 42,61% son personas comprendidas entre 40 y 65 años, le   siguen los de 20 a 40 años (31,70%), hay una franja significativa hasta 20 años que son el 22,40%, y los mayores de 65 años representan el 3,30%. Son españoles el 59,75%) y extracomunitarios el 31,82%.

Relativo a los ingresos el 58,87 % relatan que no tienen ingresos, frente al 14,51% que perciben una pensión no contributiva, los sustentados por los servicios sociales con el 11,57%, mientras que sin trabajo figuran el 6,96%.

Sobre la vivienda el 68,91% están de alquiler y sin vivienda el 8,60%. Los hogares con hijos representan el 24,76%, los unipersonales el 22,78%, los monoparentales el 14,85% y sin hogar figuran el 12,31%.

En cuanto al nivel educativo: primaria (38,31%), sin alfabetizar (21,44%), ESO (15,09%), formación sin homologar (8,39%), estudios universitarios (4,91%), FP grado medio (2,10%) y FP grado superior (1,57%)

Asamblea General

La parte central de la Memoria 2019 se centra en la XXIX Asamblea General Ordinaria en la que los agentes de la institución analizaron el tema “La acción de Cáritas a la luz de una lectura creyente de los nuevos tiempos”, contando para ello con la presencia de Vicente Martín Muñoz delegado Episcopal de Cáritas Española. El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio durante su intervención recordó a los asistentes que “al trabajar en Caritas, tened siempre en cuenta la verdad sobre el hombre y su destino trascendente”.

La Asamblea analizó el trabajo desarrollado a lo largo de los dos últimos años por medio de dos informes presentados por el administrador, en lo relativo a los temas económicos, y el director diocesano sobre la planificación llevada a cabo en los departamentos. Se rindió homenaje a 21 agentes que han cumplido más de cuarto de siglo de trabajo cada uno de ellos a favor de la institución y de las personas más desfavorecidas.

Demandas de ayuda

El director diocesano de Cáritas, José Anuncio Mouriño Rañó, habló de lo que ha sucedido y está sucediendo durante la crisis del Covid-19. Mencionó que el número de demandas recibidas en los programas de acogida y atención de necesidades básicas “ha experimentado un incremento importante. Un hecho destacado es el aumento notable de las solicitudes por vía telefónica y la gran disminución de las demandas realizadas presencialmente”.

Perfil

Durante la época del confinamiento se registró un perfil determinado de las personas atendidas. Reflejó  que jóvenes y mayores acudieron en la misma proporción a lo largo del año; lo mismo ocurre en las personasde españoles y extranjeros en situación irregular, y las familias.Un perfil específico que acude en un mayor porcentaje que antes es el de las personas de origen extranjero, en situación de irregularidad administrativa en España, sin apoyo sociofamiliar y sin derecho a prestaciones, que antes de la crisis se encontraba trabajando en la economía sumergida.

Más familias

La cobertura de necesidades básicas tales como la alimentación, la medicación, el pago de alquileres, y el abono de recibos y facturas de servicios, fueron las demandas y peticiones más solicitadas. En este apartado se registró un aumento del 43 por ciento en toda la diócesis

Un hecho destacado es el aumento notable de las solicitudes por vía telefónica y la gran disminución de las demandas realizadas presencialmente. Entre los meses de marzo y mayo las solicitudes presenciales fueron 227, las telefónicas 3.607, el número de familias nuevas 1.210, las familias que han vuelto a Cáritas 307, “esto es muy preocupante en estos momentos”, y el gasto en las ayudas en estos meses alcanzó los 125.289,91 euros. Las familias atendidas fueron 4.621 y un total de 13.826 los beneficiarios

Voluntariado

“Las principales dificultades que nos hemos encontrado respecto al voluntariado han sido las derivadas de la edad, al tratarse de un colectivo mayor y de riesgo”, subrayó Mouriño Rañó. Sobre este particular puso de relieve que fue necesario readaptar servicios e incorporar voluntariado nuevo, más joven.

Recursos económicos

Para el director diocesano uno de los factores negativos fue el de los recursos materiales, “uno de los obstáculos ha sido la falta de las colectas mensuales en las celebraciones litúrgicas”, puntualizó. Insistió en que la sociedad durante este tiempo ofreció ayudas materiales “ha resultado difícil coordinar el trabajo, los espacios de almacenamiento y la gestión con la propia intervención diaria y la falta de personal.

En el campo de los recursos, indicó, se han desarrollado acciones innovadoras tales como: Campañas de captación de socios y colaboradores; contacto con otras entidades para la consecución de productos y mayor presencia en los medios de comunicación.

Related Posts